¿Por qué EE.UU celebra el día de Martin Luther King Jr.?

 

 

Fuente: CiberCuba, 15 de enero 2016

Cada tercer lunes de enero se celebra en los Estados Unidos el día festivo para homenajear al reverendo y líder activista por los derechos civiles de los afrodescendientes, Dr. Martin Luther King Jr.

Sin embargo, el Dr. King nació un 15 de enero de 1929 en Atlanta, y fue tras su muerte, en abril de 1968, que representantes del gobierno estadounidense –tanto demócratas como republicanos- coincidieran en promover el tercer lunes de cada enero (que suele coincidir aproximadamente con la fecha de su cumpleaños) como un día para conmemorarle.

La campaña por un feriado federal en honor a King comenzó poco después de su asesinato; el presidente Ronald Reagan firmó la fiesta en ley en 1983, y según registros fue observado por primera vez el 20 de enero de 1986.

Este día se considera festivo y feriado en todos los estados de EE.UU desde 1989, cuando fue establecido por el presidente George H. W. Bush como fecha para que el legado del Dr. King se perpetuase entre las nuevas generaciones.

¿Quién fue Martin Luther King Jr.?

El pastor King, de la iglesia bautista, fue el principal militante de la no violencia en el movimiento de derechos civiles y batalló sin descanso contra la segregación y la discriminación racial en general dentro de la legislación federal y estatal de los EE.UU.

Lideró diversas actividades pacíficas que reclamaban el derecho al voto y otros derechos civiles básicos para los afroamericanos. Abogaba por la paz y la eliminación de la pobreza en su país.

Se le conoce a nivel mundial por su famoso discurso “Yo tengo un sueño” (I have a dream) con el que culminó la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad en agosto de 1963 y con el que fue reconocido como uno de los más prominentes oradores de la historia.

En el conocido discurso, el Dr. King afirmaba:

“Nunca estaremos satisfechos mientras a nuestros hijos les sea arrancado su ser y robada su dignidad con carteles que rezan: 'Solamente para blancos'. (…) No, no estamos satisfechos, y no estaremos satisfechos hasta que la justicia nos caiga como una catarata y el bien como un torrente.”

“Yo tengo un sueño de que un día esta nación se elevará y vivirá el verdadero significado de su credo: 'Creemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales'”.

“Yo tengo el sueño de que un día en las coloradas colinas de Georgia los hijos de los ex esclavos y los hijos de los ex propietarios de esclavos serán capaces de sentarse juntos en la mesa de la hermandad”.

“Yo tengo el sueño de que mis cuatro hijos pequeños vivirán un día en una nación donde no serán juzgados por el color de su piel sino por el contenido de su carácter. ¡Yo tengo un sueño hoy!”

“Esta es nuestra esperanza. Esta es la fe con la que regresaré al sur. Con esta fe seremos capaces de esculpir en la montaña de la desesperación una piedra de esperanza. Con esta fe seremos capaces de transformar las discordancias de nuestra nación en una hermosa sinfonía de hermandad”*.

* fragmento del discurso "I have a dream" del Dr. King (agosto 1963)