Yuberjen Martínez tiene la casa prometida ¿Y los demás medallistas olímpicos?

 

Fuente: Revista Semana, 06 de septiembre 2017

La vida le sonríe Yuberjen Martínez, el boxeador de 25 años que alegró al país con la medalla de plata en los Olímpicos de Río; los triunfos deportivos no paran, este año recibió su casa y por fin se graduará como bachiller. 

La casa que más le gustaba era grande y fresca, allí vivía con su papá, su mamá y cuatro de sus seis hermanos. A veces llegaba a la hora del almuerzo, pero siempre a la hora de la comida, recuerda Yuberjen Martínez, el boxeador colombiano que tras ganar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río, ya podrá dejar de pagar arriendo.

"Para mí esta casa significa mucho. Desde chiquito siempre anhelaba comprarle una casa a mi madre".

“Muchas veces nos pidieron la casa donde vivíamos, entonces tocaba salir porque no era nuestra y la verdad eso era muy feo. Nosotros pagábamos 60.000 pesos en ese entonces, hace como cuatro o cinco años”, dice Yuberjen, quien desde muy niño se ‘rebuscaba’ el dinero en la calle, mientras estudiaba en las noches, para ayudar en su casa.

“Me tocaba perseguirlo. A veces lo encontraba en un taller de ‘ciclas‘ o en una fin-ca bananera trabajando”, comenta su primer entrenador, el profesor Wilber Blanco quien por diez años acogió a ‘Yuber’ como un hijo para que hoy pudiera ser uno de los mejores deportistas del país. 

El ‘profe’ Wilber recuerda aquella época de entrenamiento entre 2002 y 2011 como una época difícil: “Nosotros en el boxeo no tenemos apoyo y a mí me tocaba hacer las veces de papá y mamá con ese muchacho porque a veces le conseguía los zapatos nuevos o de segunda, le daba la comida varias veces porque no todas las veces tenía él o le colaboraba con pasajes para que se pudiera sostener por-que yo veía en él un buen boxeador”. 

Cuando Yuber ingresó a la Selección Antioquia y luego a la Selección Colombia de boxeo la fortuna cambió para él y empezó a aparecer un sinnúmero de oportunidades y reconocimientos por su buen desempeño. 

Hoy, a menos de un año de ganar la medalla plateada en el ring de los Juegos Olímpicos Río 2016 y ser el primer boxeador en lograr la medalla de plata, Yuberjen pudo hacer su sueño realidad: regalarle una casa a su mamá. 

“Para mí esta casa significa mucho. Desde chiquito siempre anhelaba comprarle una casa a mi madre, era uno de mis más grandes deseos”, nos dice y recuerda que al principio su familia vivía “como nómada”. Llegaron de Chocó al Urabá antioqueño y allí estuvieron primero en Turbo, luego en Arboletes y después en Chigorodó donde decidieron establecerse y donde se ha construido una casa con gestión de la ministra de Vivienda, quien logró que el lote lo donara la Alcaldía, la casa la diera Constructora Bolívar y la dotación se entregara entre varias empresas, como reconocimiento a su logro deportivo.




“Yo me siento orgullosa, dándoles gracias a Dios y a mi hijo. Todos en la familia estamos contentos y seguimos orando para que a él le siga yendo bien. Esta casa es una bendición y, aunque está a nombre de él, eso fue un regalo que me dio apenas se ganó la medalla de plata. Él me la regaló. No veo la hora de vivir en ella y mantenerla así de bonita como está quedando”, comenta doña Neila María Rivas. 

Villa Neila, la casa que lleva el nombre en honor a su dueña, está ubicada en un sector donde a futuro se pretende construir uno de los proyectos de vivienda más grandes del municipio de Chigorodó, conocido como La Floresta. 

La casa de este joven urabaense no será tan grande como donde vivía hasta hace apenas unos años, tampoco será tan fresca como las casas de primer piso, suelo de tierra y techo de palma como suelen verse en Chigorodó. Esta casa moderna de dos pisos y detallados acabados, será una casa propia que, gracias a recursos del Ministerio de Vivienda, Yuberjen podrá compartir con su familia.

En esta casa de 73 metros cuadrados con sala, comedor, cocina, zona de ropas, patio, dos baños, cuatro alcobas y terraza en la entrada vivirá doña Neila, su es-poso y el hermano menor de Yuberjen. 

El medallista retomó los estudios de bachillerato que hace años tuvo que suspen-der para poder trabajar y seguir entrenando. Ahora, con la tranquilidad de un nue-vo hogar, seguirá concentrado en Bogotá de cara a la serie mundial, el Campeonato Continental, los Juegos Bolivarianos y el Campeonato Nacional; al mismo tiempo que estudia para graduarse como bachiller. 

¿Y las casas de los demás medallistas olímpicos de Río 2016?

Luis Javier Mosquera nació el 27 de marzo de 1995 en Yumbo (Valle del Cauca). En Río 2016 ganó la medalla de bronce en el levantamiento de pesas, categoría de menos de 69 kilogramos, luego de que Izzat Artykov, de Kirguistán, quien había terminado por delante de él, dio positivo en el control antidopaje. La ministra de Vivienda, Elsa Noguera, confirmó que Mosquera se inscribió en el programa ‘Mi casa ya-Ahorradores’ desde que participó en los Juegos Panamericanos, por eso accedió a una ayuda considerable para tener casa propia. El vallecaucano solo aportó 1 millón de pesos, pues el municipio de Yumbo le otorgó 27 millones y el Ministerio de Vivienda, 20.

Yuri Alvear, la yudoca de 30 años nacida en Jamundí (Valle del Cauca), ganó la medalla de plata en la categoría de menos de 70 kilogramos. Sin embargo, ella recibió su casa gracias a la presea de bronce que obtuvo en Londres 2012. Un año después de esas justas, la Constructora IC Prefabricados S.A. le hizo entrega de la vivienda nueva en un sector exclusivo de Jamundí. La casa fue avaluada en 110 millones de pesos, tiene tres pisos, cinco habitaciones y tres baños. El regalo se hizo ciento por ciento con los aportes del sector privado.



Ingrit Lorena Valencia nació en Morales (Cauca) pero se entrenó en Ibagué. En Río ganó medalla de bronce en boxeo en la categoría de menos de 51 kilogramos. Por su proeza recibió casi 69 millones de pesos de manos de la Alcaldía de Ibagué. Además, la Constructora Bolívar le hizo entrega de un apartamento de 35 millones en septiembre del año pasado. El sueño cumplido de tener casa propia para su pequeño hijo se hizo aún más sorpresivo cuando le anunciaron que la capital del Tolima le entregaría 10 millones más para amoblar su nuevo hogar.

Del pesista antioqueño Óscar Figueroa, plata en Londres 2012 y oro en Río 2016, se sabe que ha usado los premios de cuatro ciclos olímpicos para adquirir vivienda propia. En 2013, el gobierno de Cali y la Vicepresidencia de la República adelantaron el papeleo para hacerle entrega de un apartamento en Altos de Santa Elena, en la capital del Valle, pero Figueroa lo rechazó tras argumentar que una vivienda de interés social “no era lo que merecía” un subcampeón olímpico. 

Otros medallistas de Río 2016 como Catherine Ibargüen (oro en salto triple); Mariana Pajón (oro en BMX) y Carlos Ramírez (bronce en BMX) no han solicitado formalmente ningún subsidio de vivienda o recibido un premio equivalente que se conozca de manera pública.

Por: Bertha Durango y Yenifer Aristizabal

Mundo Rural

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22

Planeta Afro

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37