Hipólita Bolívar la nodriza y fuerza afro del libertador Simón Bolívar

Hipólita Bolívar la nodriza y fuerza afro del libertador Simón Bolívar

La próxima vez que hablen sobre quien liberó a seis naciones, recuerden lo siguiente:

¿Sabías que Bolívar fue criado y amantado por una mujer afro esclavizada junto con una matrona cubana?

La historia empieza cuando Doña María Concepción Palacios De Bolívar esperaba el nacimiento del que hoy sería recordado por muchos como el Libertador Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios Ponte y Blanco, mejor conocido como Simón Bolívar independizando a 6 países de la corona española (Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela).

Cuando la Doña María Concepción Palacios De Bolívar se encontraba muy quebrantada de salud por una fuerte tuberculosis, se le aconsejó no amantar a niño y que la indicada para hacerlo tenía que ser la negra Hipólita, quien para en ese entonces también esperaba el nacimiento de su hijo.

El 24 de julio de 1783, se presentó el parto de Doña Concepción, poco antes del parto de la negra  Hipólita, fue entonces cuando se acudió a Doña Inés Mancebo De Mijares, matrona cubana esposa del realista Fernando Mijares quien se encontraba en Venezuela enviado por orden del reino español.

En los pocos días del nacimiento de Simón Bolívar Doña Inés amantaba al niño, ella se trasladaba a la residencia de la familia Bolívar debido a la cercanía entre los dos hogares, esa noble práctica la realizó por varios días hasta que la negra Hipólita dio a luz a su bebé. Así que la primera en amamantar al libertador Simón Bolívar fue el seno de la matrona cubana Doña Inés Mancebo De Mijares, criado y también amantado por la negra Hipólita.

Sin embargo la madre del libertador le concedió la tarea a la negra Hipólita de seguir amantando y criando a Simón Bolívar, hecho que es recordado por el mismo él en diversas oportunidades, mostrando en cartas (1825) y gestos (1827) el cariño que siempre sintió por Hipólita, a quien llegó a considerar “su madre y su padre”.

El 10 de julio de 1825 desde Cuzco-Perú Simón Bolívar redacta una en carta a su hermana María Antonia en la que dice:

“…Te mando una carta de mi madre Hipólita, para que le des todo lo que ella quiere; para que hagas por ella como si fuera tu madre, su leche ha alimentado mi vida”.

En cuanto a Inés Mancebo de Mijares, ella y el Libertador mantenían un afecto filial, tanto así que en 1813 en Barinas el gobernador el coronel Manuel Antonio Pulido, había confiscado la hacienda de los Mijares Mancebo; ante una solicitud de Doña Inés; Bolívar ordena restituir a sus dueños la propiedad con la siguiente comunicación al gobernador:

“Cuanto usted haga a favor de esta señora, corresponde a la gratitud que un corazón como el mío sabe guardar a la que me alimentó como madre. Fue ella la que en primeros meses me arrulló en su seno. ¡Que más recomienda que ésta para el que sabe amar y agradecer como yo!”.

En búsqueda de una mayor información encontré el siguiente escrito, no se sabe aún por quién fue redactado ni de quién sea, lo único que se sabe a ciencia cierta que fue escrito por una mujer esclavizada en la que consagraba la importancia de amantar a los hijos de quienes los habían esclavizado.

“Ustedes tenían miedo de alimentar a sus pequeños porque sus pechos caídos ofenden la vista de su amo y él puede correr a otros más firmes y atractivos.

 

Entonces, ustedes me dan a sus niños; Carne de tu carne, sangre de tu sangre, bebieron de mí el sustento de la vida y mientras yo los alimentaba supe que alimentaba al enemigo de mi hijo.

 

Pude haber mentido, pude haber dicho que tu hijo fue alimentado y dejarlo morir de hambre, pero cuando lo alimentaba, sonreía, eructaba y gorjeaba de alegría y no sabía de diferencias de color.

 

Si, por el momento mantuve a tus hijos e hijas vivos, luego crecieron fuertes en sangre y hueso gracias a mi leche y tú les enseñaste a odiarme, pusiste tu decadencia en sus corazones y en sus labios así que toda esa fuerza que les di se volvió contra mi ultrajó a mis hijas y mató a mis hijos.

 

Tu sabes que hablo la verdad”

Redactado por Fundación ACUA

Julian Hurtado A.

Post A Comment

YOUR CAPTCHA HERE