La productora ‘hecha en Chocó’ que busca impulsar el talento local

La productora ‘hecha en Chocó’ que busca impulsar el talento local

Fuente: El Tiempo

El equipo de Made In Chocó visibiliza artistas locales. Esta iniciativa ya tiene un India Catalina.

Una cámara, una película fotográfica y una playa con palmeras. Ese es el tatuaje que tiene Leison Hachito Gamboa en la pantorrilla derecha y que lleva tres años sobre su piel representando un sueño. Quibdó, capital del departamento de Chocó, no tiene esa playa que solemos imaginar, de mar celeste y palmeras que descansan sobre arenas blancas, pero, aunque está a más de 68 kilómetros de la orilla del Pacífico, tiene otras orillas: las riberas del Atrato que desemboca, hacia el norte, frente a Turbo.

Quibdó tiene riqueza cultural, sonrisas que tocan el corazón e iniciativas que sobrepasan cualquier barrera. El color de la arena del Atrato es irrelevante; para Leison, en su ciudad no faltan los granitos necesarios para resaltar todo lo bueno que hay allí. Según dice él, allí no falta aquello que es suficiente para construir un universo de nuevas posibilidades: granitos de arena.

Faltan otras cosas. “Acá tenemos un problema y es que todos somos desempleados”, me dice alzando la voz mientras frenamos frente a un semáforo. Estamos rodeados de motos y, también sobre una -él la conduce-, yo voy como pasajera. En ese momento cuenta que la única forma de conseguir empleo en Quibdó es por recomendación de algún amigo o conocido. Cifras del Dane respaldan esa percepción: entre julio y septiembre de este año, la tasa de desempleo en el municipio aumentó 4,5 con respecto al mismo periodo del año pasado. De toda la población ocupada en Quibdó, el 87 por ciento vive de la informalidad. El granito de arena de Leison frente a ese contexto social fue crear un grupo de amigos que pudiera apoyarse, expandirse por la ciudad, crear un mundo nuevo de oportunidades laborales y artísticas: la productora Made In Chocó.

El colectivo se dedica a producir eventos y crear contenidos audiovisuales para músicos, artistas, campañas públicas y eventos privados. Chocó es su principal foco de trabajo y su fuente de inspiración; tanto así que más de 20 agrupaciones y artistas cargan con su ‘bandera’: orquestas de música tradicional del Pacífico como Bambazulú, artistas urbanos de Quibdó como Santuplex y J Black, grupos de bailarines como los Black Boys Chocó y productoras musicales del departamento como Galaxia Enterprise (que ha producido éxitos de la región Pacífica como Choclo Pataclos). Todos ellos son representantes y parte de la producción de este colectivo que, en últimas, también busca mostrar el talento humano que hay en el departamento.

“Quiero que el arte proteja y blinde a los jóvenes”, dice Leison sobre ‘Made In Chocó’, “para que en las zonas donde ellos están sean siempre mirados como jóvenes que luchan por sus sueños, que hacen la diferencia”. Sucede esto: la falta de oportunidades hace que muchos jóvenes de Quibdó se unan a bandas criminales para empezar a tener ingresos, me cuenta. El crimen afecta la calidad de vida; el 52 por ciento de los quibdoseños se sienten inseguros en la ciudad, según la más reciente encuesta ‘Quibdó Cómo Vamos’.

La productora ‘hecha en Chocó’ que busca impulsar el talento local

El colectivo se dedica a producir eventos y crear contenidos audiovisuales para músicos, artistas, campañas públicas y eventos privados.

Made In Chocó

‘Made In Chocó’ funciona principalmente en la casa de Leison. Su centro de operaciones es un cuarto en cuyas paredes de madera hay discos, afiches, carteles, entradas a conciertos, medallas, diplomas... La trayectoria de ‘Made In Chocó’, aunque joven (fue fundada oficialmente hace tres años), es sólida. Tan sólida que a principios de este año recibió un India Catalina por ser uno de los colectivos productores partícipes del documental ‘De donde vengo yo’, en el cual aparece Carlos ‘Tostao’ Valencia, uno de los integrantes de ChocQuibTown.

Además, Leison acaba de ser reconocido con un premio Simón Bolívar por su participación como productor de campo en la crónica televisiva Andagoya: La fiesta del fútbol. Aunque no tiene en su oficina el India Catalina que tanto lo enorgullece, él les tiene mucha estima a sus herramientas de trabajo: trípodes, un par de cámaras y un computador portátil cuyo teclado falla con frecuencia. De una caja saca una cámara Canon T3i. -Esta es con la que empecé -dice-; la usé para grabar el primer video pa’ Made In Chocó. Y, por la sonrisa con la que Leison describe su proyecto de vida, no parecería raro que su tatuaje, que dice ‘Made In Chocó’ sobre la arena de la playa, realmente le hubiera brotado de la piel.

Post A Comment

YOUR CAPTCHA HERE